El concepto de maritorio como tal, comienza a usarse en Chile en los años 70 a propósito de un estudio de la Facultad de Arquitectura de la PUCV sobre la localización de sus ciudades costeras y mares interiores. Concepto que ahora recobra nuevas fuerzas debido a su mención en la nueva propuesta constitucional, la cual tendremos la oportunidad de aprobar o rechazar el próximo 4 de septiembre.

En esta propuesta, en la sección de “Bienes Comunes Naturales”, el artículo 139.1 señala: “Chile es un país océanico que reconoce la existencia del maritorio como una categoría jurídica que, al igual que el territorio, debe contar con regulación normativa específica, que incorpore sus características propias en los ámbitos social, cultural, medioambiental y económico”.

El punto 2 del mismo artículo, señala que es deber del Estado la conservación, la preservación y el cuidado de los ecosistemas marinos y costeros continentales, insulares y antártico, propiciando las diversas vocaciones y usos asociados a ellos y asegurando, en todo caso, su preservación, conservación y restauración ecológica. Finalmente, el punto 3 apunta que una ley será la que deberá establecer la división administrativa del maritorio, su ordenación espacial, gestión integrada y los principios básicos que deberán informar los cuerpos legales que materialicen su institucionalización, por medio de un trato diferenciado, autónomo y descentralizado, según corresponda, sobre la base de la equidad y justicia territorial. 

Este concepto, entonces, queda definido como un paralelo al territorio, integrado por la zona costera, las aguas interiores, el mar territorial, la zona contigua, la zona económica exclusiva, la plataforma continental, el litoral, los ecosistemas asociados a estos territorios y las relaciones entre las distintas comunidades y el entorno océanico. Así, representa la fluidez, hibridez y yuxtaposición con que se dan los procesos socioambientales y socioculturales, donde se entiende a los seres humanos en una mutua dependencia con las demás especies. 

El maritorio es una noción centrada en el espacio vivido, las formas de habitar, transitar y producir de grupos culturales que se desarrollan con el mar y el borde costero, formando un todo indisociable. Esto último se puede reflejar, por ejemplo en las comunidades Kawésqar y Yagán en la región de Magallanes, en sus modos de vida tradicionales y contemporáneos.

La variedad de elementos que conforman el maritorio permite la existencia de bienes de la naturaleza abióticos y bióticos, como el aire, agua (superficial y submarina), suelo, clima, flora, fauna y sus ecosistemas, junto a sus característicos paisajes; así como bienes inmateriales del patrimonio cultural y ancestral. Todos ellos son condiciones vitales para el equilibrio ecológico más el bienestar humano, y encuentran como común denominador su pertenencia, proximidad o relatividad a las costas y al mar.

¿Por qué es tan importante el concepto de maritorio?

El océano y las costas cumplen un rol fundamental para la vida, puesto que son una fuente directa de alimentos y cumplen un rol regulador del clima, lluvias, oxígeno, son motos del ciclo hidrológico, etc. Valor que no se limita al bienestar humano: gracias a la influencia de la corriente de Humboldt, en cerca de tres cuartas partes de la costa chilena existen importantes zonas de surgencia con altos niveles de biodiversidad y productividad ecológica. Sin embargo, se encuentran bajo amenaza a raíz del cambio climático, la contaminación, sobrepesca, industrialización, el uso descontrolado del territorio, por la erosión de las costas, la ausencia de planificación en torno a estos, y el crecimiento demográfico y de la urbanización. 

Chile carece de un marco normativo comprensivo e integrado de protección, ordenación, planificación y gestión de su maritorio, ya que el actual texto constitucional no se refiere a los océanos y las costas, por lo que su regulación se da principalmente a través de la Política Nacional de Ordenamiento Territorial, la Política Oceánica Nacional de Chile y la Política Nacional Uso de Borde Costero. A pesar de la existencia de estos instrumentos, aún existen desafíos para transitar desde una lógica de uso del borde costero a una que priorice su protección y que promueva una visión integrada de estos sistemas marino-costeros, plasmado aquello en las normas que guíen su regulación. Es así que  resulta necesario hablar de maritorio, porque el Estado tendría por primera vez un rol protector con el océano y está por convertirse en una parte fundamental de nuestro lenguaje.

También es importante señalar que el océano es una gran fuente de alimentos, en el contexto actual es necesario relevar el aporte a la soberanía alimentaria, dado el aporte nutricional, proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos como el omega 3, aporte de fibra y compuestos bioactivos o antioxidantes, los que son claves para la neuroprotección y prevención de enfermedades cardiovasculares, para prevenir enfermedades neurodegenerativas o crónicas como el cáncer. Los alimentos marinos pueden ser un pilar fundamental para una alimentación saludable, y además generar una fuente importante de trabajo regional, valor agregado a sus productos, generando además economía local en los asentamientos costeros.  

Por su parte, las zonas costeras -por su especial belleza paisajística- son el blanco principal del avance de la industria inmobiliaria, proliferando proyectos que generan impactos negativos como en los hábitats de todas las especies que habitan en él y comprometen la conservación de dichos ecosistemas que son especialmente vulnerables; pérdida de suelo; intensificación de procesos erosivos y en ciertos casos de destrucción de las formaciones geológicas existentes como campos dunares o acantilados; sobreexplotación de los cuerpos de agua y afectación de los sistemas de vida y costumbres de los grupos humanos que habitan en ese territorio derivado de la generación de nuevos núcleos urbanos. 

De aprobarse la propuesta constitucional, Chile tendrá la oportunidad de fortalecer su carácter océanico, centrando la atención y la importancia a los ecosistemas marinos y costeros para las generaciones presentes y futuras, haciendo necesario proporcionar herramientas de legislación y protección adecuadas para el cuidado del espacio marítimo. Con ello, estaremos cercanos a una gobernanza distinta, un ordenamiento del maritorio y una regulación normativa específica, con conceptos que buscan reconocer características propias del ámbito social, cultural, medioambiental y económico, con una ciudadanía más participativa cuyo rol es fundamental en temáticas socioambientales. 

 

Referencias bibliográficas

Ahrendt C. (19 de julio 2022). Maritorio: darle al océano lo que le corresponde. Endémico. Recuperado de: https://endemico.org/maritorio-darle-al-oceano-lo-que-le-corresponde/

Álvarez, R. et al., (2019). Reflexiones sobre el concepto de maritorio y su relevancia para los estudios de Chiloé contemporáneo. Revista Austral de Ciencias Sociales 36: 115-126. Recuperado de: http://revistas.uach.cl/index.php/racs/article/view/5676/6781

Ayala B. (2 de febrero 2022). Discutible: Amaya Alvez, convencional, “Uno se pregunta cómo hemos dejado pasar 12 constituciones sin dar protección al territorio marítimo”. Contexto Factual. Recuperado de: https://plataformacontexto.cl/contexto_factual/discutible-amaya-alvez-convencional-uno-se-pregunta-como-hemos-dejado-pasar-12-constituciones-sin-dar-proteccion-al-territorio-maritimo/

Blanco et al., (2019). Las disputas sobre el maritorio austral y la revitalización de las identidades canoeras. En La región de Magallanes y Antártica chilena frente al cambio global. Recuperado de: https://www.academia.edu/43180250/Blanco_Harambour_Barrena_Mellado_2019_Las_disputas_sobre_el_maritorio_austral_y_la_revitalizaci%C3%B3n_de_las_identidades_canoeras

Escuela de Arquitectura Universidad Católica de Valparaíso (1971). Maritorios de los Archipiélagos de la Patagonia Occidental. Fundamentos de la Escuela de Arquitectura. Recuperado de: https://wiki.ead.pucv.cl/images/a/a9/OFI_1971_Maritorios.pdf

Ley General de Pesca y Acuicultura Nº 18.892 y sus modificaciones. Recuperado de: https://www.subpesca.cl/portal/615/articles-88020_documento.pdf

FAO Chile. (2016). Asistencia para la revisión de la LGPA, en el marco de los instrumentos, acuerdos y buenas prácticas internacionales para la sustentabilidad y buena gobernanza del sector pesquero. Recuperado de: https://www.subpesca.cl/portal/616/articles-94917_informe_final.pdf

FIMA (2022). Resumen ejecutivo. Hacia una Constitución Ecológica: Ordenamiento territorial en la nueva Constitución. Recuperado de: https://www.fima.cl/wp-content/uploads/2022/07/Resumen-ejecutivo-Informe-OT-y-nueva-Constitucio%CC%81n.pdf

Propuesta Constitución Política de la República de Chile (2022). Recuperado de: https://www.docdroid.net/3DDv2Wo/texto-definitivo-nueva-constitucion-pdf

Rovira, J. Herreros, J. (2016). Clasificación de ecosistemas marinos chilenos de la zona económica exclusiva. Ministerio de Medio Ambiente. Recuperado de: https://mma.gob.cl/wp-content/uploads/2018/03/Clasificacion-ecosistemas-marinos-de-Chile.pdf