El lunes 6 de junio el presidente Gabriel Boric, de visita en Canadá, anunció que trabajará junto al gobierno canadiense en una propuesta para la creación de corredores marinos protegidos a lo largo del Océano Pacífico. Este sería el primer gesto de “Política Exterior Turquesa” de parte del presidente de cara a la Cumbre de Las Américas recién finalizada, lo cual se suma al anuncio de la Ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas,  de crear un corredor marino birregional para proteger el Archipiélago de Humboldt, pero ¿Qué significa la política turquesa? ¿Cuáles deberían ser sus prioridades para ser efectiva contra la degradación del océano? Conversamos con Alex Muñoz, director de NatGeo Pristine Seas Latinoamérica, quien nos brindó su opinión acerca de este anuncio.

Se conoce como Política Turquesa a la combinación de colores: la política verde (de mitigación contra la crisis climática y ecológica a nivel global) con la política azul (de conservación y protección del océano) y reconoce, entre otras cosas, la necesidad de abordar los problemas ambientales que afectan al planeta, tanto en tierra como en el mar.

En esa línea, el gobierno actual ha mostrado intenciones explícitas de resguardar y defender las costas y fondos marinos, tanto en su política exterior como interior.  El anuncio del lunes pasado sobre los corredores oceánicos en el Pacífico, o sea, la creación espacios resguardados para la preservación de la biodiversidad del océano y combate de sus principales amenazas como la pesca indiscriminada, es uno de aquellos gestos, aunque aún no se define de manera clara cómo lo llevarán a cabo. 

Sin embargo, dentro del territorio chileno, tenemos algunas claridades. Este mismo fin de semana, la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, destacó la importancia de proteger el Archipiélago de Humboldt mientras buceaba en sus aguas. Desde allí anunció la creación de un área marina birregional entre entre las costas de Caleta Chañaral de Aceituno y Caleta de Hornos, en las regiones de Atacama y Coquimbo, una zona que es  considerada como uno de los 10 grandes ecosistemas marinos con alta prioridad para ser preservados en el mundo.

Chañaral de Aceituno © Catalina Velasco
Chañaral de Aceituno © Catalina Velasco

En su visita la ministra Rojas señaló que “para el gobierno ecológico del Presidente Gabriel Boric y para esta ministra, es prioritaria la protección de los ecosistemas. Por eso, estamos trabajando en una figura de protección birregional. El Archipiélago de Humboldt posee una enorme riqueza biológica y es un área de biodiversidad y pesquería artesanal de relevancia mundial. Estamos hablando de un laboratorio natural para el mundo científico”.

La secretaria de Estado participó este viernes, junto los gobernadores de Atacama, Miguel Vargas, y de Coquimbo, Krist Naranjo, en la reunión del Comité Birregional por el Área Marina Costera Protegida “Archipiélago de Humboldt”, que se realizó en la caleta Chañaral de Aceituno, en la Región de Atacama. En la cita se definieron compromisos para contar con la declaratoria de AMCPMU (Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos) en el menor plazo posible.

Las prioridades de la Diplomacia Turquesa

Durante enero, el mismo día de ser nombrada, la Ministra de Relaciones Exteriores, Antonina Urrejola, manifestó públicamente sus intenciones de desarrollar una política exterior con énfasis en la democracia, los derechos humanos, el feminismo y turquesa, y del mismo modo lo ratificó el presidente durante su cuenta pública el 1 de junio. Sin embargo, esta última sobre todo, aún conforma una incógnita respecto a cómo harán para combatir la degradación de los ecosistemas marinos y los efectos de la crisis climática y ecológica en los océanos, en conjunto a otros países.

En esto coincide también el director de  NatGeo Pristine Seas para América Latina, Alex Muñoz, “En los últimos años Chile ha avanzado mucho en la creación de áreas marinas protegidas y puede usar ese liderazgo para instar a otros países de Latinoamérica a poner mayores esfuerzos en conservación marina. Sin embargo, el anuncio de la creación de corredores marinos está bien inspirado pero es muy vago hasta el momento“, señaló.

Alex Muñoz presentando el último documental de Pristine Seas “Canoeros, memoria viva”.
Alex Muñoz presentando el último documental de Pristine Seas “Canoeros, memoria viva”.

Si bien este anuncio y la voluntad que ha manifestado el ejecutivo en seguir avanzando en torno a la protección de los ecosistemas terrestres y marinos, es un avance en la dirección correcta, aún queda mucho por resolver y priorizar en el trabajo que desarrollarán los próximos años, en esa línea, Muñoz señala que “lo principal es generar áreas marinas completamente o altamente protegidas y no áreas de múltiples usos que no tienen un impacto significativo en la recuperación de las pesquerías”.

No basta solo con que dos países trabajen en conjunto, se debe articular con todo el continente para brindar una protección efectiva al océano. “Debe necesariamente involucrar a todos los países de la región ya que por mucho que Canadá y Chile tengan la mejor intención, esto pasa por decisiones soberanas de todos los países que se sumen.”, señaló para Fundación Mar y Ciencia, Alex Muñoz, quien agregó que además, se debe “considerar activamente la opinión de las comunidades locales y pueblos originarios donde estás nuevas reservas pueden estar ubicadas”.

Bosques submarinos del Estrecho de Magallanes © Catalina Velasco
Bosques submarinos del Estrecho de Magallanes © Catalina Velasco

En esa línea, el director de NatGeo Pristine Seas Latinoamérica reconoce que una de las principales amenazas del océano es la pesca indiscriminada que provoca la sobreexplotación y hasta agotamiento de los recursos marinos, incluyendo también la pesca de arrastre que arrasa con la biodiversidad de los fondos marinos . Muñoz considera que sería bueno establecer una política de vigilancia de la pesca ilegal de manera coordinada entre todos los países de la región. “En alta mar debería impulsarse la protección de las cordilleras de Nazca y Sala Gómez en el marco de la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur. Un esfuerzo multilateral entre los países del Pacífico Sur para crear un parque marino sin pesca en esta zona sería un precedente de importancia global”, agrega.

Queda entonces esperar y estar atentos a cómo se desenvuelve esta política turquesa durante las próximas semanas, con más claridad y acciones concretas para la protección y defensa de los ecosistemas marinos en todo el continente, con las prioridades claras para que esta sea efectiva y coherente con los tiempos que corren.