El proyecto “Copiaport-E”, un ambicioso megapuerto planeado para construirse en Bahía Salado, Chile, ha entrado en una fase crucial con la apertura del proceso de Participación Ciudadana para su Estudio de Impacto Ambiental. Este proyecto, que incluye un terminal multipropósito y uno de granos, así como un muelle flotante, ha generado preocupaciones significativas sobre sus posibles efectos negativos en el ecosistema marino local, especialmente en las especies de tortugas marinas que habitan la zona.

Bahía Salado, conocida por su rica biodiversidad marina, es un sitio de gran importancia para las tortugas marinas y otras especies como aves y ballenas que ocasionalmente visitan el área. Los expertos advierten que la construcción del megapuerto podría tener impactos devastadores en el fondo marino y la vida silvestre que depende de él.

En respuesta a estas preocupaciones, el proceso de Participación Ciudadana invita a individuos y entidades a compartir sus opiniones y observaciones sobre el proyecto. Esta iniciativa subraya la importancia de la inclusión pública en la toma de decisiones ambientales, especialmente en proyectos que pueden alterar significativamente los ecosistemas naturales.

Las observaciones pueden realizarse de tres maneras: de forma presencial en la oficina del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Atacama, ubicada en Yerbas Buenas 295, Copiapó; virtualmente a través de la Oficina de Partes Virtual en https://opv.sea.gob.cl/; o directamente en el expediente del proyecto, a través del siguiente enlace: Presentación observación ciudadana (sea.gob.cl).

El proceso de participación estará abierto hasta el 8 de febrero, brindando a la ciudadanía la oportunidad de influir en el futuro de Bahía Salado y sus habitantes marinos. Se alienta a todas las partes interesadas a compartir sus perspectivas y preocupaciones, ya que cada aporte es crucial para una evaluación ambiental completa y equitativa.