La reciente aprobación de la Ley Bentónica en Chile representa un avance en la regulación y administración de las algas y otros recursos bentónicos. Esta ley, que llevó casi cinco años de tramitación, tiene como objetivo mejorar la actividad alguera, que se desarrolla de manera artesanal en el país, y también regula la extracción de más de 50 recursos comerciales marinos. La normativa aborda varios aspectos clave, entre ellos:

  1. Reconocimiento de Técnicas y Utensilios: La ley reconoce las técnicas y utensilios utilizados por los recolectores y buzos mariscadores, e introduce el concepto de “barreteo”, que es la extracción de la planta desde el disco. Esto permite una regulación más efectiva de las especies y zonas que necesitan protección​​.
  2. Fortalecimiento de Comités de Manejo y Científico: Se incorporan puntos de referencia biológicos y otros de escala local o regional para fortalecer los comités encargados del manejo de estos recursos. Además, se establecen programas de recuperación, anteriormente limitados solo a peces​​.
  3. Importancia para el Sector Artesanal: La ley es fundamental para el sector artesanal, que se encarga en su totalidad de la extracción de estas especies. La normativa introduce definiciones clave para mejorar el manejo de los recursos bentónicos, que viven adosados al fondo marino​​.
  4. Subsecretaría de Pesca: La ley otorga a la Subsecretaría de Pesca la capacidad de determinar las especies de algas y zonas permitidas para la extracción, así como establecer el estado de conservación de estos recursos​​.
  5. Impacto Económico y Ecológico: Los bosques submarinos, donde se realizan estas actividades, proveen trabajo y sustento económico a casi 16,000 personas, especialmente en la zona norte de Chile. Estos ecosistemas también son cruciales para la captura de carbono y la liberación de oxígeno, siendo hábitat de numerosas especies marinas​​.
  6. Reacción del Sector Alguero: Representantes del sector, como Nibaldo Yáñez de la Coordinadora Nacional de Algueros y Algueras de Chile (CONAACH), valoran la aprobación de la ley y se muestran dispuestos a colaborar en su implementación, enfatizando la importancia de mejorar aspectos pendientes para la sustentabilidad de estos recursos​​.

Esta ley marca un avance en el manejo sostenible de los recursos marinos, con un enfoque en la protección de los ecosistemas y el apoyo al sector artesanal pesquero.