Excelentes noticias llegaron desde el Ministerio de Medioambiente, donde el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó la creación del parque marino Tictoc-Golfo Corcovado, ubicado en la Ecorregión Chiloense de la Región de Los Lagos.

El área propuesta contará con 1.019,16 km2 de zona protegida,  lugar de gran importancia por ser altamente reconocido como un sector clave de alimentación y crianza para la ballena azul, especie considerada en peligro que cuenta con su 10% de población mundial en el Golfo de Corcovado.

De la misma manera, el nuevo parque marino impactará de manera positiva también a ballenas sei (Balaenoptera borealis) en categoría “En Peligro crítico”, y delfín chileno (Cephalorhynchus eutropia) en categoría “Vulnerable”, junto con otros objetos de conservación como la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), y el delfín austral (Lagenorhynchus australis), como consignó el comunicado del Ministerio.

Pero la increíble biodiversidad también contempla importantes mamíferos, como lobos marinos y nutrias, al igual que aves marinas como pingüinos, cormoranes y fardelas.

El objetivo de proteger este ecosistema marino es permitir que los procesos y funciones ecológicas se desarrollen de manera natural, y así contribuir a la sustentabilidad de la biodiversidad marina nacional y mundial. El nuevo parque marino se suma a un sector con más áreas protegidas por el Estado e instituciones privadas, tanto marítimas como terrestres de gran valor de biodiversidad.

“La creación de esta área es una gran avance para el país en términos de política ambiental ya que aporta en el cumplimiento de metas de conservación y de compromisos adquiridos en los convenios internacionales suscritos por Chile, como la Convención para la Diversidad Biológica, el convenio para la protección del medio marino y áreas costeras del Pacífico Sudestey la convención de Bonn sobre conservación de especies migratorias respectivamente”, señaló el ministro del Medio Ambiente, Javier Naranjo.