La reciente investigación sobre los tiburones de arrecife grises (Carcharhinus amblyrhynchos) ha proporcionado información reveladora que desafía nuestras concepciones previas sobre su respiración. Tradicionalmente, se pensaba que estos tiburones, categorizados como ventiladores obligados por avance, requerían nadar constantemente para respirar. Este mecanismo de respiración, conocido como ventilación por avance, implica que los tiburones deben mantenerse en movimiento para forzar el agua rica en oxígeno a través de sus branquias.

El estudio, conducido por el Dr. Robert Bullock del Centro de Investigación D’Arros de Save Our Seas en Seychelles, observó a estos tiburones descansando bajo arrecifes de coral. Este comportamiento inesperado sugiere que los tiburones de arrecife grises pueden cambiar a un comportamiento de bombeo bucal para respirar mientras están inmóviles, una técnica típicamente asociada con especies más sedentarias.

Además, el conocimiento sobre los patrones de sueño en tiburones es limitado. Aunque existe evidencia preliminar de sueño en tiburones y rayas que respiran sin nadar, no hay evidencia sólida de sueño en especies que nadan continuamente. El descubrimiento de tiburones de arrecife grises descansando plantea preguntas intrigantes sobre cómo y cuándo estos tiburones pueden dormir.

El Dr. James Lea, CEO de la Save Our Seas Foundation, expresó su entusiasmo sobre el estudio, indicando que plantea muchas preguntas sobre cómo estos tiburones manejan el descanso y la importancia de este descanso o posible sueño para ellos. Esta capacidad de cambiar su modo de respiración y descansar abre nuevas posibilidades para investigar cómo los tiburones utilizan su entorno y cómo esto podría cambiar en respuesta a las condiciones ambientales.

Este estudio no solo desafía las ideas previas sobre la biología de los tiburones, sino que también enfatiza la importancia de la conservación marina y nuestro entendimiento en constante evolución del mundo natural.